Japón


Durante una cena en un restaurante de sushi que visitaba con frecuencia, un empleado del local le acerca a Alfredo Casero una grabación de una canción japonesa que cuenta sobre el drama de la guerra en la isla de Okinawa, en Japón: Shimauta (Canción de la isla). Y le dice: "Tenés que cantarla".

Luego de firmar contrato con Sony Music, Casero elige las canciones que formarán parte del CD "Casaerius" e incluye una versión de este tema, para lo cual tuvo que aprender a pronunciar la letra a la perfección, enterarse de su significado, y convocar a músicos nikkei (hijos de japoneses nativos inmigrantes en el país) con los cuales logra una alquimia mágica. Casero lo sabe, y propone que esta canción sea el primer corte promocional del disco, para sorpresa de los directivos de la discográfica quienes sin embargo, aunque renuentes, acceden.

La elección no pudo ser mejor, y "Shimauta" (cuyo autor es Miyazawa Kazufumi, líder de la banda "The Boom" que la había editado en su país diez años antes) se convierte en un hit instantáneo. De hecho, entre los cuatro Premios Carlos Gardel que gana "Casaerius", se encuentra el de Canción del año 2001 en Argentina, algo por demás llamativo e inédito tratándose de una canción en idioma japonés. El video de la canción también resulta galardonado como Videoclip del Año 2001.



La noticia de este éxito llega a Japón, y con ella la curiosidad por comprender el fenómeno y conocer a quien tuvo esta idea de versionar una canción en una tierra y cultura tan lejanas. Así se suceden numerosas visitas de Casero a Japón, y también de Miyazawa Kazufumi a nuestro país.


Se convierte en una figura popular en Japón, siendo invitado a distintos programas de radio y televisión. Fue entrevistado por el reconocido cineasta Takeshi Kitano en su propio propio programa de TV,  "Takeshi no dare demo Picasso".



También fue invitado a participar en un festival de música que se realiza desde hace décadas en Japón y es televisado para millones de personas, el Kohaku Utagassen; tiene lugar durante la última noche de cada año. Casero interpretó "Shimauta" en vivo, junto al autor de la canción original, Miyazawa Kazufumi. Muy pocos artistas extranjeros han sido invitados a tomar parte de este tradicional evento,  siendo Casero el primer artista latinoamericano, lo cual constituye en sí un importante gesto de reconocimiento.

En el año 2002, desde Sony Music Japón le ofrecen a Alfredo Casero producir un CD con canciones de la isla de Okinawa, una muestra de la relación de respeto mutuo y el fuerte lazo creado. En Septiembre de ese año, se lanza lo que sería el quinto trabajo discográfico de Alfredo, un CD titulado: "Shimauta - Las canciones de Okinawa". Al mismo tiempo, "Shimauta" en versión de Alfredo Casero fue incluida en la banda de sonido oficial de la Copa Mundial de Fútbol Corea-Japón 2002.
Y justamente, uno de los momentos que mejor describen esta relación entre el país oriental y Casero como referente de la cultura argentina y mensajero de la cultura nipona, es visible en este video que no necesita muchas palabras: la presentación en vivo de Miyazawa y Casero en el Estadio de Yoyogui, durante la Copa Mundial de Fútbol:



Casero también versionó la canción original del popular dibujo animado "Astroboy" ("Atomu", en original japonés) creación del célebre Ozamu Tezuka. Una versión del tema incluye un coro de niños del colegio Nichia Gakuin -donde por cierto concurrió la hija menor de Casero, Minerva-. La segunda versión incluyó al grupo Catupecu Machu. Ambas versiones se encuentran en el CD Hiperfinits Firulets" (2005).
De la mano de la música, Casero regresa a Japón nuevamente, esta vez participando del Festival 10Tango.com, que se desarrolló en Tokio en junio de 2009. En el Festival participaron importantes artistas argentinos como Jairo, la orquesta de José "Pepe" Colángelo y la bailarina Mora Godoy. Alfredo se lució cantando milongas junto a prestigiosos músicos del género. 
Aquí interpretando la milonga "Tortazos", acompañado por Felipe Traine y "Chichilo" Viola:

Volver  arriba