EXPERIMENDO

M A N I F I E S T O 

“SE MUA DE ME, SE MUA DE ME, SE MUA DE ME, MA VERTE COTTE, SE MUA DE ME YEVEDIRE”. (Anónimo, circa el XIII)

EXPERIMENDO es una manera de comunicarme lo más directo que pueda, renuncio a mi remoquete de actor, para volver a ser lo que soy, un artista de varieté, y un cantor.
EL ARTE VIVO-DITO de Greco -muerto por ser él, la imagen del arte y muerte de la misma*- es una guía que los que leen el diario para ver qué pasa, lo que malea y moldea su día, NO VAN A ENTENDER.

PERO CON LA MIRADA MISERICORDIOSA DE UN BUDA DE LA CALLE CENTENERA -porque habría calles Centenera en la India, o en China, también- deberé, como un ratón blanco, buscar el subterfugio, para llegar a las -cada vez más escondidas- almas que me quieren.

Todos los que tratan de explicar lo nuevo, SEPAN que no es lo mío, que es más viejo que los contadores de cuentos, que tiene toda la plástica que cabe en una cápsula espacial -ME REFIERO A LOS POMOS DE PINTURA QUE NECESITAN LOS ASTRONAUTAS, PARA PINTAR LO QUE VEN EN EL FONDO DEL CEREBRO, DE SUS MEMORIAS ACUOSAS, LABILES DE HUMANO SIN ATRACCIÓN TERRÁQUEA- para decirlo, cantarlo y echarlo muchas veces por la borda, a un mar de nada (sufrir ESTÚPIDAMENTE por esto, simplemente por el reflejo de necesitar ser comprendido y valorado, cargando con la podredumbre fascista, judeocristiana de DEBER HACER FUERZA PARA no sentirse diferente a los demás, de ser igual, para no desentonar, para que más entiendan menos, O MEJOR, QUE NO TENGAN QUE HACER FUERZA PARA ENTENDER para que destruyan la cultura, el arte, y los zoológicos).

EXPERIMENDO ME TIENE SOLO, EN EL MEDIO DE MI MANIFIESTO VIVO DEL CARBONO, OXIGENO Y NITROGENO QUE SOY, DECLARO QUE TODO LO QUE ES MOVIMIENTO EN MI, ES ARTE, A PARTIR DE AHORA, RENIEGO DE USTEDES Y DE MIS PROPIOS HIJOS, si hiciera falta, a fin de mostrar seriedad, si quieren…

ME DECLARO IGNORANTE y BRUTO, Y ESTE MONSTRUO, QUE ANTES SE MATABA POR SER GENTIL, LES VA A MOSTRAR POR QUÉ PEDIRÁN VOLVER AL ARTE, POR MIEDO A LA REALIDAD.

LAS MULAS VIEJAS, que dicen que no escribo lo que digo, sepan que si escriben, es para atesorar algo que tiene que ser tan libre como el éter, y que convertirlo en obra propia es poco generoso. Si escribo lo que digo, existe entonces, para ellos.

Ya que el ego de los guionistas cree SER la visión de los poetas, Y ESO DA ASCO, PORQUE ES COMO PRETENDER QUE TODOS VAYAN AL RITMO DE LO LENTO QUE ES ESCRIBIR. Es negar el be-bop, es decir que lo de Piazzola no era tango, es un concepto viejo y cerrado, sofista berreta. Y que mi obra hecha está en cada chico que tiene el sentido común de no seguir copias de los Redonditos de Ricota.

*como el alfa y el omega (con respecto a la vida, obra muerte de Alberto Greco).


EXPERIMENDO SAN LUIS:

Querido experimeunda:

Después de haber hecho varios y disfrutado en cada uno de ellos, sin contratiempos ni problemas; después de mucho análisis, no sabemos bien qué es el Experimendo, porque tiene mucho que ver con lo que cada uno trae de sí. O sea, que es algo tan personal que estaría bueno que lo escribas vos, no yo.

Para la Srta. Babusci, el Experimendo es un juego. Se arma y desarma. Traza puentes. Construye relaciones, construye ideas y direcciones. Ella sólo ve gente divertirse y pasar. Una especie de club que integra y lo único que quiere es renovar socios.

Personalmente, lo comparto, pero todavía hay más, que no sé bien como explicarlo.

Lo que sí sabemos es que NO sirve para sacarse penas de amores, ni para los que están deprimidos, o los que tienen una visión contagiosa pedorra o tóxica de la vida. 

NO sirve para salir de adicciones ni se hablan de temas como política o religión, ni de la cría del canario roller.

NO es para los que están siempre mal.  

NO tiene nada de terapeútico ni místico. Tónico ni atómico.

Ni te salva de los apocalipsis zombies, ni de los nerds que sueñan con los zombies.

“El que está mal SIEMPRE es un plomo”; es una frase que me dijo la Fufi y se convirtió en mi guía y la ley.

Preferimos estar ocupados pensando, imaginando, compartiendo metodologías de pensamiento sin ningún tipo de ínfulas ni pretenciones, jugar como niños e intercambiar ideas. En fin, compartir la vida que uno quiere compartir.

En un Experimendo tuvimos un estudiante de filosofía, una médica, una viajera, una ingeniera ambiental, un diseñador gráfico, una administradora de empresas, el dueño de una agencia de publicidad, una ilustradora, un textil, un biólogo químico y un amante de las matemáticas… Queremos que la diversidad explote delante nuestro. No importa lo que es. Como Beethoven, como la tierra, como el aire.

Me seguís??

Respirá. 

Inhalá y  aguanta á el aire… 

Ahora, exhalá con ganas.

Eso es el Experimendo.

Nosotros no nos quejamos porque la vida esencialmente es para adelante. Como la entropía, una única pulsión de vida entre tanta mortandad al pedo.

Lo único que es jodido es no ver lo que uno no quiere ver.

Cariños,

Srta. F. Babusci y Alfredo Casero